Plataforma vecinal y no política para reivindicar la paralización de los Proyectos de extracción de Tierras Raras en la provincia de Ciudad Real

Amenazan nuestra tierra, amenazan nuestra forma de vida, nuestra agua, nuestro patrimonio sociocultural, personal y sobretodo la biodiversidad de Castilla-La Mancha.

La tierra en que vivimos es un préstamo para la vida de futuras generaciones, tenemos la obligación de cuidarla. ¡ SI A LA TIERRA VIVA ¡ #NoaLaMina, No #tierrasraras

¡REACCIONA, TU ENTORNO ESTA AMENAZADO¡

viernes, 20 de octubre de 2017

26. Plan de restauración insuficiente

Tanto el EIA como los proyectos incluyen UN PLAN DE RESTAURACIÓN, cuyos objetivos son:
ü      Restauración inmediata de las áreas definidas a explotar.
ü      Desmantelamiento de las estructuras.
ü      Recuperación de los suelos deteriorados.
ü      Control de la erosión.
ü      Recuperación de las actividades agrícolas.

Que puede resumirse a grosso modo en restablecer los efectos de la alteración que produce la actividad minera en el paisaje, la desaparición del uso productivo de la tierra, aceleración de la erosión, etc., dicho plan RESULTA INSUFICIENTE PUES EL OBJETIVO DEL MISMO DEBÍA SER LA REHABILITACIÓN DEL SUELO, además es utópico dado que no garantiza la restauración dada la compactación de los terrenos para evitar la cota final más elevada, 30-40 de altura respecto de la original y falta de esponjamiento que evita el agarre de las raíces para crecimiento.
Los factores de amenaza específica que surge de la explotación de actividades mineras son la eliminación de lindes, el abandono del laboreo, la compactación del terreno, los aditivos en los residuos, la imposibilidad de incrementar la inversión y el riesgo de contaminación de agua subterránea y superficial, así aunque el EIA cita la aplicación del RD 777/2012 y Directiva 2006-21 /CE del Parlamento Europeo y del Consejo de 15 de marzo de 2006, sobre la gestión de residuos de industrias extractivas, se desmarca de la exhaustividad en la gestión al basarse en el relleno de huecos de explotación con material inerte, que cumple, según indica la empresa, de lo cual disentimos, con los criterios básicos al establecer “los estériles no tienen el potencial de experimentar ningún cambio significativo a corto o largo plazo y el impacto … es insignificante….., no contiene residuos ni sustancias peligrosas, por lo que la instalación será considerada Categoría No A. En el transcurso de la restauración se construirán una serie de canales perimetrales que favorezcan el flujo y transcurso del agua asegurando que no exista ni el más mínimo riesgo de pérdida de la integridad estructural.”
Tal cuestión queda invalidada al estimar que en el tratamiento se utiliza Goma Guar, que forma parte del residuo inerte, por lo que la afectación al terreno es indudable, sin que existe referente en toda Europa ni en el mundo al utilizar una técnica nueva, que no ha sido probada, siendo los ensayos de restauración realizados por la empresa insuficiente en el tiempo y en la extensión, dado que según el informe que consta en la documentación la restauración debería hacerse en el plazo de 3 meses.
Destacar que no se ha realizado estudios de estabilidad geotécnica, por lo que ninguna previsión se ha establecido respecto al comportamiento estructural de la instalación teniendo en cuenta las situaciones de inestabilidad global, inestabilidad local, erosión superficial y posibles deformaciones, así como la aparición de situaciones extraordinarias debido a seísmos, sobreelevación del nivel de líquidos en el caso de balsas, etc.

No se detallan suficientemente ni justifican los niveles de seguridad que se deberían  adoptar en cada caso respecto del desmantelamiento y los efectos sobre la contaminación de terrenos y su previsible permanencia, recordamos que existen en el proyecto numerosas plataformas de hormigón para las instalación de prefabricados, para las cintas transportadoras, no confiando el que el plan de restauración sea efectivo, para cultivo agrícola, si en cuanto a la calificación que sufriría como suelo industrial.
Compartir en:

miércoles, 18 de octubre de 2017

25. Incompatibilidad con las estrategias de desarrollo regional

Por ultimo, destacar la incompatibilidad con las múltiples estrategias de desarrollo regional, en la que destaca la apuesta de Castilla-La Mancha por el desarrollo rural materializada en el actual Plan de Desarrollo Rural Regional. Dicho Plan en la Comarca de Campo de Montiel tiene su apéndice en su propio Programa de Desarrollo Territorial, gestionado por la Asociación de Desarrollo de Campo de Montiel y Campo de Calatrava “Tierras de Libertad”. Esta Asociación está constituida tanto por otras asociaciones privadas, como por entidades públicas como los Ayuntamientos de los diferentes municipios de la comarca.
Tanto el Plan regional como el comarcal están basados en el concepto de desarrollo sostenible y establecen el marco de estrategias y de ejes de desarrollo por estrategia para el periodo 2014-2020, basada en la “Valorización de los productos y servicios de la comarca a través de la calidad y el uso de las nuevas tecnologías, respetando la sostenibilidad ambiental”
En el caso del Programa de Desarrollo Territorial comarcal, la estrategia planteada se basa en: 
- Valorización de los Recursos Comarcales. - Sostenibilidad Social Económica Ambiental. - Fomento de la Innovación y Formación. - Fomento de la Identidad Comarcal. - Apoyo del Emprendimiento y Empleo.

En el primer apartado estratégico de carácter más económico, la “Valorización de los Recursos Comarcales,” se promueven todas aquellas actividades de carácter sostenible en la comarca. Por un lado, el turismo basado en los recursos naturales y culturales, por otro lado, el apoyo a los productos agrarios, ganaderos, cinegéticos y silvícolas diferenciados y a sus productores agrarios.
A la luz del Programa de Desarrollo Territorial, el proyecto minero no encajaría en los objetivos y estrategias planteados, dado que se basa en la explotación no sostenible de recursos naturales de la comarca a partir de la inversión de capitales exteriores.
Se recogen en el siguiente cuadro las características principales de las denominaciones de origen de la zona: 

La D.O. Queso Manchego reúne tanto a ganaderos de ovino, como a queserías para la fabricación del Queso Manchego. La imagen de la D.O. se basa en la excelencia y alta calidad del producto. Su apuesta actual se basa en la promoción del Queso Manchego en los mercados nacional e internacional, ya que la mayor venta de este producto se realiza fuera de España, mejorar la raza, y buscar la excelencia, mejorando la calidad genética de la oveja manchega. http://www.quesomanchego.eu Con independencia de las ganaderías y queserías ubicadas en los términos municipales afectados por este proyecto minero, veintiuna y dos respectivamente, el queso manchego es el producto más emblemático de esta comunidad autónoma, y los consumidores lo asocian a calidad, tiene un prestigio atesorado a lo largo de muchos años.
Se extiende por 4.4 millones de hectáreas, donde se incluyen 399 entidades locales de las provincias de Ciudad Real, Albacete, Cuenca y Toledo. Solo en Ciudad Real la D.O. incluye 153 entidades locales. Actualmente la D.O. en la provincia de Ciudad Real incluye 7 Queserías industriales, 14 Queserías artesanales y 2 Cámaras de Maduración. El valor de la materia prima y producto terminado se estima en 250 millones de euros. Unas 5.000 personas trabajan en explotaciones ganaderas y queserías que forman parte de la D.O.

La D.O. Valdepeñas es una asociación interprofesional que protege y defiende los intereses vitivinícolas de la zona de producción, representando tanto a productores y transformadorescomercializadoras. Proporciona un marco de regulación para garantizar, controlar y vigilar la calidad de los vinos. Promociona actividades de enoturismo basadas en sus vinos y en los valores paisajísticos y culturales del área. En este campo se incluyen tanto las bodegas, como museos, actividades y alojamientos. http://vinosvaldepenas.com
La D.O. incluye 2.479 explotaciones en 10 municipios diferentes de Ciudad Real, de las cuales 154 se encuentran directamente en los municipios de Torrenueva y Torre de Juan Abad, con una superficie de 21.784 hectáreas. Con 12 bodegas y 12 variedades de uva, principalmente Airén y Tempranillo, cultivadas tanto mediante el sistema tradicional en vaso como en espaldera. La producción en 2016 alcanzó los 55 millones de litros y una exportación de 23,4 millones de litros de vino a casi 70 países. 
 La D.O. está trabajado para cuidar de manera rigurosa la calidad de sus vinos, en una zona que destaca por su acusada vocación vitivinícola que la convierten en el mayor viñedo del mundo y en la gran implantación de cooperativas vinícolas, siendo ésta la principal actividad económica de los municipios que conforman esta D.O.
LA D.O. Mancha engloba a 182 municipios de Albacete, Ciudad Real, Cuenca y Toledo, con 162.000 ha, 20.000 viticultores y 481 bodegas (elaboración, crianza y embotelladoras) y una producción de 141 Hm3 de vino. Tiene como principal área a la provincia de Ciudad Real, donde existen casi 80.000 ha y 6.676 agricultores y 186 bodegas, con una producción de 63 Hm3 .La D.O. incluye diversas variedades de uva y de tipología de vinos. Ha experimentado un fuerte incremento en el mercado internacional con un crecimiento del 10% interanual en la última década, con unas exportaciones de vino que en 2015 superaron los 2.5 millones de cajas de vino (12 botellas por caja)

DOP Aceite Campo de Montiel.Comercialización de aceite de oliva virgen extra de alta calidad y de carácter diferenciado. Incluido dentro de los productos agroalimentarios de calidad protegidos por las normas de la Unión Europea (UE)
50.000 ha de olivares en la comarca; 10.000 agricultores/as, 11 cooperativas agrarias; fábricas de aceite; 3 envasadoras y cooperativas de segundo grado. 26 términos municipales de las comarcas de La Mancha y Campo de Montiel: (San Carlos del Valle, Membrilla, Santa Cruz de Mudela, La Solana, Valdepeñas, Almuradiel, Viso del Marqués, San Lorenzo de Calatrava, Albaladejo y Alcubillas. Además, también forman parte Alhambra, Almedina, Carrizosa, Castellar de Santiago, Cózar, Fuenllana, Montiel, Puebla del Príncipe, Santa Cruz de los Cáñamos, Terrinches, Torre de Juan Abad, Villahermosa, Villamanrique, Villanueva de la Fuente y Villanueva de los Infantes)
Sociedad Cooperativa 2º Grado Aceite del Campo de Montiel:
Tiene como objetivo comercializar el aceite de oliva elaborado en la comarca de Campo de Montiel. Para ello realiza el control de las diferentes fases del proceso: cultivo, recogida, elaboración, envasado y comercialización del aceite de oliva virgen elaborado. Debido a la fuerte competencia en el sector y a los bajos precios de venta en el producto de marca blanca en grandes superficies, su estrategia de venta es el de promocionar la calidad del producto, sin competir en precio, por eso están desarrollando una apuesta por la producción ecológica y de calidad diferenciada. La cooperativa comercializa aceite de cosecha propia, y por ello puede asegurar la trazabilidad, con estrictos controles de calidad. 
Formada por 6 cooperativas de primer grado, con 4.000 socios olivareros y 1.500 productores de aceite, agrupados en 7 almazaras. Incluye 200 productores de aceite ecológico. Su producción alcanza los 8-9 millones de kg de aceite de oliva virgen extra, en una extensión que ocupa entre 10.000 y 12.000 hectáreas. La distribución del producto se dirige tanto al mercado local, nacional como extranjero, comercializando tanto a granel como en envasado, con las marcas Molinos del Jabalón y Xabalón

Se carece también de un análisis del mercado de oferta de empleo de la ciudadanía del área afectada, que pudiera permitir posteriormente determinar si las demandas de empleo anunciadas por la empresa van a poder ser cubiertas por la población local o por el contrario van a tener que ser contratados/as de otros territorios.
De un análisis rápido de la oferta de empleo tanto en Torre de Juan Abad como en Torrenueva, según las estadísticas de Marzo de 2017 se recoge que el 62% de las personas trabajadoras en búsqueda de empleo son mujeres, que el 79% no alcanzan los niveles de la segunda etapa de educación secundaria, y solo un el 7% tienen formación profesional y un 4% formación universitaria. La mayor oferta, un 58%, se sitúa en el sector servicios, y solo el 10% en el sector industrial y el 4% en construcción.
a de desarrollo comarcal.


Compartir en:

lunes, 16 de octubre de 2017

24. Conclusiones contra el estudio económico de Quantum

Tras el análisis pormenorizado del Anexo R del EIA presentado por Quantum, a continuación se señalan las conclusiones de las alegaciones que se han señalado en el presente informe.
Las mismas justifican una posición en contra del desarrollo del Proyecto Matamulas por dos razones generales. Por un lado, porque sobrevalora los posibles beneficios sociales del mismo. Por otro, porque minimiza sus verdaderos costes sociales y ambientales.

CONCLUSIÓN NÚMERO 1. La minería de tierras raras se encuentra entre las actividades más contaminantes: sus impactos negativos de orden económico, social y ambiental eclipsan los posibles beneficios sobre el nivel de actividad económica de la zona.
CONCLUSIÓN NÚMERO 2. Quantum minería no es un ejemplo de empresa con responsabilidad social corporativa: tiene un expediente sancionador abierto por ejercicio de actividad sin obtención de licencia previa.
CONCLUSIÓN NÚMERO 3. Frente al requerimiento del documento de alcance de elaborar un EsIA conciso y detallado, el contenido del Anexo R es generalista y falto de concreción e integración entre los diversos ámbitos que aborda.
CONCLUSIÓN NÚMERO 4. La minería hace más de medio siglo que dejó de tener actividad en la comarca: hoy la base económica son los sectores agroalimentario y turístico, incompatibles con la minería.
CONCLUSIÓN NÚMERO 5. La incertidumbre sobre el precio futuro de los minerales de tierras raras pone en cuestión la viabilidad económica del proyecto Matamulas.
CONCLUSIÓN NÚMERO 6. La fuerte caída en la última década del sector minero regional ligado a la construcción, magnifica el posible impacto positivo del proyecto Matamulas sobre dicho sector: es preciso tener en consideración este efecto distorsionador.
CONCLUSIÓN NÚMERO 7. La monacita no se encuentra entre los minerales demandados por las industrias de Castilla-La Mancha. Su procesamiento y consumo final se llevaría a cabo en otros países: en ningún caso se reduce la dependencia de la región de materiales para su propia industria.
CONCLUSIÓN NÚMERO 8. La evolución demográfica de Torrenueva y Torre de Juan Abad durante los últimos años es similar o mejor a la de otros municipios de la comarca y la provincia, en ningún caso peor.
CONCLUSIÓN NÚMERO 9. Ausencia de información cualitativa en el Anexo R obtenida a partir de contactos y entrevistas con la Asociación de Desarrollo Comarcal “Tierras de Libertad” y de las denominaciones de origen de productos agroalimentarios.
CONCLUSIÓN NÚMERO 10. El Anexo R señala una deficiente dotación de infraestructuras municipales y sin embargo no se explicita cómo la actividad minera, en caso de llevarse a cabo, afectaría a las mismas.
CONCLUSIÓN NÚMERO 11. Los aspectos relativos a la incidencia del proyecto sobre la flora y la fauna se exponen en otros anexos del EsIA relativos al medio natural. No procede citarlos en este apartado de parámetros sociales y económicos.
CONCLUSIÓN NÚMERO 12. No se identifican y describen con el detalle suficiente las actividades agroalimentarias ligadas a indicaciones geográficas protegidas de la zona. No cabe minimizar el impacto negativo que experimentarán las mismas, sino todo lo contrario. 
CONCLUSIÓN NÚMERO 13. Los indicadores socioeconómicos presentados en el Anexo R son una foto fija de algunos municipios de la comarca respecto a Castilla-La Mancha. Al no otorgar ningún valor funcional a los mismos, no se han tenido en consideración al evaluar las repercusiones del proyecto.
CONCLUSIÓN NÚMERO 14. La incidencia del proyecto sobre la economía de la comarca tiene una doble vertiente, positiva y negativa. El Anexo R sólo se fija en la primera. Respecto al mercado de trabajo la oferta de mano de obra en la zona es principalmente femenina para el sector servicios, mientras que la minería demandaría fundamentalmente mano de obra masculina.
CONCLUSIÓN NÚMERO 15. La gente de la comarca afectada por el proyecto está manifestándose en contra del mismo de manera masiva. No deberían desarrollarse actividades de esta naturaleza que cuentan con un rechazo social tan evidente y contundente.
CONCLUSIÓN NÚMERO 16. Todas las instituciones públicas con competencias en desarrollo territorial se han manifestado en contra del proyecto minero: las Cortes de Castilla-La Mancha, la Diputación Provincial y la mayoría de los municipios de la zona.
CONCLUSIÓN NÚMERO 17. No procede en ningún caso vincular ni la promoción del proyecto minero, ni la oposición al mismo, con referencias a partidos políticos de una u otra naturaleza. Un ESiA debe basarse en razones objetivas y científicas, no especulativas.
CONCLUSIÓN NÚMERO 18. Que el método minero elegido para el proyecto sea el más respetuoso con el medio ambiente, no significa en ningún caso que su impacto ambiental sea leve o despreciable. 
CONCLUSIÓN NÚMERO 19. El efecto del proyecto sobre el aumento de la población comarcal es dudoso. El Anexo R no considera el posible impacto negativo en la demografía derivado tanto del daño que se produciría sobre las actividades agroalimentarias como por la generación de empleo minero de naturaleza masculina principalmente.
CONCLUSIÓN NÚMERO 20. La identificación del ámbito territorial donde incidiría la mina se circunscribe a sólo a dos municipios, olvidando al conjunto de la comarca, tal y como exige el documento de alcance.
CONCLUSIÓN NÚMERO 21. En contra de lo que afirma la empresa promotora del proyecto minero, hasta el momento no se han desarrollado mecanismos para que las comunidades locales participen en el proceso de toma de decisiones.
CONCLUSIÓN NÚMERO 22. La empresa promotora sólo apunta beneficios sobre las rentas salariales, los propietarios de tierras, las empresas de servicios y el sector hostelero, olvidando que estos mismos sectores también experimentarían efectos negativos como consecuencia del desarrollo del proyecto minero.
CONCLUSIÓN NÚMERO 23. Si se sopesan adecuadamente costes y beneficios sociales, la previsión de mayor recaudación impositiva por parte de las administraciones públicas podría no cumplirse y operar incluso en sentido contrario.
CONCLUSIÓN NÚMERO 24. El Anexo R no considera la probabilidad alta de que, en el caso de que se autorizase la explotación, los propietarios/as de las tierras se nieguen a alquilarlas o venderlas para la minería. Ello generaría alrededor del proyecto un clima de conflictividad y malestar social sin precedentes en la comarca.
CONCLUSIÓN NÚMERO 25. El Anexo R carece de un estudio pormenorizado del tejido de empresas auxiliares de la comarca que podrían prestar sus servicios a la minería. Podría ser que ante la ausencia de empresas suficientemente especializadas, dichos servicios se cubrieran con empresas ajenas a la comarca.
CONCLUSIÓN NÚMERO 26. La oferta de mano de obra de la comarca no se ajusta a la demanda de empleo que realizaría la empresa minera. Ante ello una parte de los puestos de trabajo tendrían que cubrirse con personas de fuera de la comarca, especialmente los puestos que exigen mayor cualificación.
CONCLUSIÓN NÚMERO 27. Existe una sobrevaloración del empleo indirecto que generaría la actividad minera, debido principalmente a su orientación a la exportación y por tratarse de una industria extractiva de enclave, aislada de otros sectores industriales de la zona.
CONCLUSIÓN NÚMERO 28. Las organizaciones que gestionan la producción y comercialización de productos agroalimentarios de calidad están muy preocupadas por la sensibilidad de los mercados de estos productos a amenazas ciertas o probables, como la minería, que pudieran afectar a su calidad y por tanto a su demanda y precios.
CONCLUSIÓN NÚMERO 29. Alegación número 29. El balance de los impactos realizado sobredimensiona los efectos positivos directos del proyecto, mientras que infravalora o no calcula los efectos negativos indirectos del mismo. El balance de impactos no caracteriza los factores según la realidad de la comarca.
CONCLUSIÓN NÚMERO 30. No hay referencia a la incidencia del proyecto sobre factores culturales, arquitectónicos, formativos y educativos, en contra de lo exigido en el documento de alcance, olvidando que los aspectos culturales están en el centro de la actual estrategia de desarrollo comarcal.
CONCLUSIÓN NÚMERO 31. No se han considerado como relevantes los impactos negativos sobre el paisaje, asociados a cambios en el uso del suelo y del agua, aunque éstos sean temporales. El paisaje junto con la cultura está en el centro de la estrategia presente y futura de desarrollo comarcal.
CONCLUSIÓN NÚMERO 32. La actividad minera, de llevarse a cabo, supondría una fractura preocupante en el estilo de vida que los habitantes de la zona han venido desarrollando en armonía con su entorno natural desde tiempo inmemorial.
CONCLUSIÓN NÚMERO 33. La empresa Quantum ha tenido la oportunidad de explicar en muchos municipios de la zona las bondades de la actividad minera que pretende desarrollar, y en muchos casos ha declinado la invitación que se le ha trasladado para participar en actos informativos y de debate, especialmente en los últimos meses.
CONCLUSIÓN NÚMERO 34. Una simple relación de indicadores, sin más valores objetivo e intervalos admisibles, no ayuda a definir las medidas correctoras de la actividad minera a las que pretende servir.
CONCLUSIÓN NÚMERO 35. Los convenios de colaboración que se firmarían entre Quantum e instituciones públicas de la región son un ejemplo más de sobredimensionamiento de los supuestos beneficios sociales de la actividad minera. El convenio firmado con la Universidad de Castilla-La Mancha es un ejemplo de ello.

CONCLUSIÓN NÚMERO 36. La mejora de viales y caminos públicos que llevaría a cabo Quantum no lo serían en beneficio de las comunidades locales, sino de la propia empresa que las utilizaría de manera intensiva, y por lo tanto se deteriorarían rápidamente. 
Compartir en:

sábado, 14 de octubre de 2017

23. El estudio económico de Quantum se centra en los beneficios

1. El desarrollo comarcal va más allá de empleo y de rentas
En general, este Anexo R no ha realizado una evaluación integral de las implicaciones económicas que tendría el establecimiento de esta actividad minera sobre la zona de influencia. Se ha centrado en los supuestos beneficios que se derivarían en términos de generación de empleo (directo e indirecto) y de rentas para quienes detentan la propiedad de los derechos de explotación de la tierra. Pero no ha hecho mención alguna sobre la posible incidencia negativa sobre el conjunto del tejido económico, básicamente de naturaleza agroalimentaria.
2. Nulo contacto con los grupos de interés de la zona
El Anexo R pasa de puntillas sobre elementos claves como el sentir y las preocupaciones de los principales grupos de interés ligados a las actividades económicas que ya se están desarrollando en la zona. No se ha contactado ni dialogado con dichos grupos de interés, tarea imprescindible para conocer a fondo la realidad socioeconómica local y analizar más ampliamente las implicaciones del proyecto sobre la misma.
3. Ausencia de referencias a la institucionalidad local, comarcal y provincial
El Anexo R no ha realizado un análisis de la institucionalidad local y comarcal, lo cual hubiera podido asegurar una mejor integración del proyecto en los procesos de desarrollo de la comarca. El Documento de Alcance en este sentido es absolutamente claro al solicitar una evaluación sobre “la socioeconomía de la comarca”. La comarca va mucho más allá de los dos municipios donde se llevaría a cabo la explotación minera: Torrenueva y Torre de Juan Abad. 
La Asociación de Desarrollo del Campo de Montiel y Campo de Calatrava “Tierras de Libertad” gestiona fondos provenientes de la Unión Europea, del Gobierno de España, de la Junta de Castilla-La Mancha, de la Diputación Provincial de Ciudad Real y de los propios ayuntamientos de la zona. La integran los siguientes municipios (Tierras de Libertad, 2017). En el Campo de Montiel, Albaladejo, Alcubillas, Almedina, Castellar de Santiago, Cózar, Fuenllana, Montiel, Puebla del Príncipe, Santa Cruz de los Cáñamos, Terrinches, Torre de Juan Abad, Torrenueva, Villahermosa, Villamanrique, Villanueva de la Fuente y Villanueva de los Infantes. En el Campo de Calatrava, Almuradiel, Santa Cruz de Mudela, Valdepeñas y Viso del Marqués. Ningún contacto se ha tenido con la Asociación “Tierras de Libertad” a la hora de redactar el Anexo R.  Valdepeñas, el municipio de mayor población de la zona, se opone al proyecto de minería (Lanza Digital, 2017a).  Incluso la Diputación Provincial de Ciudad Real, institución con fuerte presencia e influencia en el desarrollo de la comarca, se ha manifestado en contra del proyecto de minería (Lanza Digital, 2017). El conjunto de las administraciones y entidades con competencias o intereses en el desarrollo comarcal y regional se han manifestado en contra del proyecto minero.
4. Desconexión entre la producción de monacita y las necesidades de materiales del tejido económico comarcal y nacional.El Anexo R considera que la actividad minera es crítica y prioritaria por su importancia económica y estratégica. Sin embargo, cabe dudar de esta afirmación en lo que respecta al tejido económico comarcal y nacional. Existe una desconexión entre el output minero, la monacita, y las necesidades de materiales de las actividades económicas que se realizan tanto en la zona como en el país. La monacita se destinaría fundamentalmente a la exportación, para su procesado y posterior incorporación a productos finales de alta tecnología. Ello beneficiaría fundamentalmente a aquellas zonas del mundo especializadas en industrias de alto componente tecnológico y en consecuencia de elevado valor añadido.
5. Falta de análisis detallado de los recursos laborales y de las empresas de servicios de la zona
No se ha realizado un análisis detallado de los recursos laborales y de empresas de servicios de que dispone la zona. En su ausencia, resulta aventurado concluir que el proyecto minero vaya a suponer relevantes efectos inducidos positivas en la zona. Pudiera darse la circunstancia de que las cualificaciones laborales y especialización de las empresas del entorno no se ajustaran a las exigencias de la actividad minera, y en su mayor parte tuvieran que buscarse en otros territorios más o menos lejanos. Incluso que se optara por fórmulas de subcontratación de servicios con empresas ajenas a la  comarca, que ofrecerían sus servicios a un menor coste como consecuencia de las precarias condiciones laborales y salariales que dispensan a sus trabajadores/as.
La aparición de una nueva propuesta de actividad económica es lógico que genere expectativas de desarrollo en zonas necesitadas de diversificar su actividad, de generar puestos de trabajo y de recuperar población. Sin embargo, en este Anexo no se realiza una estimación de qué tipo de inputs que requiere la mina van a poder suministrarse desde el área. Dado las características de la zona y la especificidad de los mismos, se generan serias dudas de que vaya a suponer un importante refuerzo al crecimiento económico comarcal.
Además, la preparación de la monacita como producto comercializable requiere de procesos de manufactura que tampoco existen en España. Por todo ello, es muy dudosa la capacidad de la minería de tierras raras para generar actividad inducida, de manera que los escasos beneficios socioeconómicos que generaría su explotación en la zona difícilmente compensarían los riesgos y daños a los que se someterían las actividades agropecuarias que desde tiempo inmemorial se vienen desarrollando en su entorno. Según las estadísticas oficiales publicadas por el INE (2017) para la elaboración de las Tablas Input-Output (TIO) en España su coeficiente técnico interior, la capacidad de arrastre de la “Industria extractiva”, es de 0,47. 
Adicionalmente, analizando las últimas Tablas Input-Output publicadas para Castilla-La Mancha para 2008, se ha calculado el multiplicador de empleo del sector “Minería” como de 1,3. Esto supone que por cada empleo nuevo creado en el sector se acaba generando en la economía regional 1,3 empleos en el resto de sectores.
Por tanto, tanto el valor de multiplicador de renta, calculado con la TIO nacional  como el multiplicador de empleo calculados según la TIO regional, según las fuentes oficiales más recientes disponibles, se alejan de los multiplicadores de 3 a 7 señalados en la pag 78 del Anexo R.
6. Ausencia de análisis de carácter cultural, arquitectónico, y educativo

A pesar de exigirlo expresamente el Documento de Alcance, el Anexo R no analiza la incidencia del proyecto Matamulas en materia cultural, arquitectónica y educativa. Una carencia absolutamente injustificable.
Compartir en:

jueves, 12 de octubre de 2017

22. Efectos negativos de la mina sobre las Denominaciones de Origen

No puede obviarse la posible incidencia sobre uno de los cultivos de la zona, el olivo y la producción de aceite derivada del mismo, acogida a la denominación de origen protegida Aceite del Campo de Montiel, hay que evaluar la incidencia sobre otros productos agroalimentarios de la propia zona o de su entorno inmediato amparados por denominaciones de origen protegidas: el Queso Manchego, los Vinos de Valdepeñas y La Mancha o el Cordero Manchego. Estas D.O. se encuentran relacionadas espacialmente con la Comarca del Campo de Montiel, por lo que cualquier impacto o riesgo de impacto negativo que pudiera suceder en esta área, les podría afectar de manera grave y directa. Estos productos, junto con el aceite de oliva, son la base de la economía de la comarca, y por tanto cualquier perjuicio a su comercialización podría tener una grave consecuencia en el empleo y la economía de la zona, mucho más importante que el desarrollo que pudiera venir generado por la actividad minera de este proyecto, o incluso por otras que se puedan adicionar en el futuro.
Ante todas estas conclusiones arbitrarias, interesadas y basadas en suposiciones que pretende favorecer los intereses económicos de la empresa Quantum Minería, así en el análisis del precio del mercado de las tierras raras debe considerarse la existencia de 6 proyectos en estado avanzado, que actualmente (año 2017) se encuentra en el estudio de viabilidad y que pueden considerarse que entren en el mercado a partir de 2025, lo que van a producir un incremento en la oferta: 2 proyectos en Australia (Dubbo y Nolans), Canada (Kipawa, Strange Lake y Nechalacho) y Sudáfrica (EURARE, GEUS, & D'Appolonia, 2017).
Adicionalmente, la demanda futura de estos materiales está sujeta a los diseños finales de los productos que los integran en sus diseños, y no son fáciles de prever. Por ejemplo, la demanda de tierras raras derivadas de la producción de vehículos eléctricos dependerá en el futuro de que se acaben desarrollando unos u otros prototipos, ya que si bien algunas versiones contienen materiales de tierras raras en alta cantidad, en otras versiones su presencia puede ser nula o casi nula. La bibliografía especializada concluye que las incertidumbres existen, incluyendo fuertes márgenes de error (ERECON. European Rare Earths Competency Network, 2014, pág. 25).
Podría argumentarse que en última instancia un error en cuanto a la viabilidad económica de la empresa lo soportará ésta en última instancia con unos menores resultados económicos o incluso con su quiebra y cierre en el peor de los casos. Pero no es solamente así, ya que el fracaso del Plan económico de esta actividad minera puede suponer el abandono de la actividad, y la generación de pasivos mineros al no acometerse las labores que permitieran la restauración de los impactos ambientales y de desmantelamiento final de la actividad, y que dichos costes acabarán teniendo que ser asumidos por el erario público o quedar como pasivos ambientales en el área. Esto es un riesgo que debe ser contemplado.

La imagen que se produce de esta falta de rigurosidad en el análisis económico de costes, junto con otras deficiencias en el proceso, es que detrás de la solicitud de la licencia pueden existir otros objetivos diferentes al de la puesta en funcionamiento de la mina y que podrían explicar estas carencias, no obstante, ello no queda plasmado en la documentación aportada por la empresa minera.
Compartir en:

martes, 10 de octubre de 2017

21. El estudio socioeconómico presentado por Quantum es incompleto e irreal

            En el apartado de conclusiones del citado Anexo R del EAI presentado por Quantum se cita:
“CONCLUSIÓN TERCERA: El área geográfica de Torrenueva y Torre de Juan Abad ha sido históricamente ubicación de derechos y explotaciones mineras de recursos minerales diversos como se acredita en la información recabada ante la Administración. Estas actividades mineras han sido compatibles con los tradicionales usos del suelo, fundamentalmente la agricultura.”
Las minas a las que hace referencia este informe son pequeñas minas situadas en puntos muy concretos de la zona y nunca minas a cielo abierto con minería de transferencia en grandes superficies como las del proyecto presentado por Quantum.
“CONCLUSIÓN CUARTA: El Proyecto Minero Matamulas que promueve Quantum Minería, S.L. supondría un incremento en los parámetros socioeconómicos de la Región como son el empleo, programas de formación y capacitación y el valor de los productos obtenidos que obviamente incidirían en la riqueza neta del entorno del mismo.”
Es una conclusión totalmente arbitraria no basada en cifras reales ya que en ningún momento del informe se ha realizado un estudio de los puestos de trabajo directos e indirectos perdidos por la no explotación agrícola, ganadera y cinegética de las tierras expropiadas por la mina. Se debería acompañar de un estudio completo de los puestos de trabajos que dejarán de ofrecerse por el cese de la actividad productiva actual.
“CONCLUSIÓN SEXTA: Los elementos presentes en la mineralización del Proyecto Matamulas (Europio, Praseodimio y Neodimio) como LREE (Ligth rare earth lements) están en el catálogo de materias primas críticas para la Unión Europea. Esto significa su prioridad de extracción en el ámbito de la Unión Europea y su desarrollo tecnológico de estas sustancias. Supondría pues un potencial muy elevado de ayudas económicas a la zona por la vía de líneas de financiación de proyectos.”
Está suponiendo que la rentabilidad socioeconómica del proyecto dependerá de ayudas procedentes de la Unión Europea, pero no cita qué clase de ayudas, ni la cuantía de dichas ayudas. Pero si cita en la página 71 que los agricultores dueños de las tierras perderán el 40% de las ayudas del pago verde de la Unión Europea (PAC) al no cultivar sus tierras durante un largo período de tiempo. Se debería detallar cuáles son esta ayudas europeas que se pretenden conseguir así como cuantificar el 40% de la PAC que los propietarios van a dejar de percibir.
“CONCLUSIÓN OCTAVA: Se producirá un incremento de la renta disponible de los propietarios de las tierras afectadas, de las empresas que puedan ser contratadas para realizar alguna de las actividades operativas vinculadas al proyecto minero, o de aquellos trabajadores que puedan ser contratados de forma directa por la empresa que lleve a cabo la explotación. A ello habría que sumarle la incidencia indirecta que tendrá en la restauración y hospedaje, como consecuencia de la presencia de trabajadores que actualmente no viven en ninguno de los pueblos próximos al proyecto de explotación.”
Es una conclusión totalmente arbitraria e interesada que no está basada en ningún análisis económico, ya que en el informe no se detallan las rentas que perciben los actuales propietarios de las tierras por su cultivo, ni detalla la renta que percibirían de Quantum Minería durante los años de explotación, por lo que indicar que se producirá un incremento de la renta disponible es una conclusión que no se puede extraer de los datos mostrados en este informe. Se debe presentar un informe detallando la renta que los actuales propietarios de las fincas perciben, así como los puestos de trabajo generados y la estimación de los trabajos secundarios, y compararlos con los datos reales de alquiler o compra venta que Quantum pretende ofrecer a los actuales propietarios.
“CONCLUSIÓN DUODÉCIMA: No se producirán alteraciones significativas en las estructuras económicas No hay impacto negativo por el desplazamiento de otras actividades económicas locales. No se producirán trastornos en la vida diaria ni en las pautas de movilidad. Dada las características del proyecto, no se prevén movimientos migratorios hacia la comarca. No se produce alteración del valor de la tierra. El uso del suelo solamente se ve afectado de forma temporal para un número de hectáreas poco significativo de 30 ha al año. Por tanto, solamente puede verse como impacto negativo la pérdida de producción de las hectáreas afectadas durante un periodo máximo de 2 años, que se compensa con el alquiler recibido o por el precio de la compra-venta. Finalizada la explotación no queda ningún suelo inutilizable”
-“no se producirán alteraciones significativas en las estructuras económicas”, es una conclusión que no se puede extraer del estudio realizado ya que no se detallan las pérdidas de empleo provocadas por la paralización de la agricultura, ganadería o caza en la zona afectada. Se debe acompañar por un estudio completo y detallado de las pérdidas que supone para los actuales propietarios de las tierras el no tener en producción sus fincas.
-“No hay impacto negativo por el desplazamiento de otras actividades económicas locales”, en ningún momento se analizan la repercusión negativa sobre las empresas de la zona dedicadas a agricultura, ganadería o caza. Por lo que se debe acompañar por un estudio completo de la paralización de la actividad productiva en la zona.
-“No se producirán trastornos en la vida diaria ni en las pautas de movilidad”, está conclusión que no está basada en ningún dato objetivo y no tiene en cuenta el tránsito de camiones de gran tonelaje y maquinaria pesada por la carretera CR-6112 y CR-612 que pasa por el interior del pueblo de Torrenueva, y que comunican la planta de tratamiento con la Autovía de Andalucía (E-5). Se deberían proponer vías alternativas de comunicación entre la planta piloto y la autovía E-5 que eviten el paso por el pueblo de Torrenueva.
-“No se produce alteración del valor de la tierra”, es una conclusión infundada ya que cualquier persona que vaya a adquirir una de estas parcelas conocerá el proceso de transformación que se va a realizar sobre la tierra y cualquier agricultor se negará a comprar ninguna de estas parcelas, por lo que el valor de las mismas caerá de forma drástica.
-La pérdida de producción… “se compensa con el alquiler recibido o por el precio de la compra-venta”, es una conclusión inadecuada ya que no se analiza la renta de los actuales dueños de las parcelas y no se indica cuál será el alquiler recibido o el precio de compra venta.

-“Finalizada la explotación no queda ningún suelo inutilizable”, se debería acompañar por un estudio edafológico que apoye esta afirmación y que trate la tierra por un procedimiento similar al utilizado en la planta de tratamiento y con los reactivos (goma Guar) utilizados en el proceso de separación de la monacita, por lo que esta conclusión interesada y parcial no puede ser extraída del estudio incompleto realizado.
Compartir en:

domingo, 8 de octubre de 2017

20. Los trabajos ofertados por la empresa minera son irreales

La contratación de personal (pág.145) de 154 puesto directos que se prevé crear NO REPERCUTE EN LA ECONOMÍA DE LA ZONA DADO EL PERFIL PROFESIONAL ESPECIFICO Y NECESARIO relacionados con la minería. De los puestos de trabajo indirectos, no es posible cuantificar el impacto real pues la actividad minera y sus necesidades están muy alejadas de las actividades y de los servicios existentes actualmente en la zona, recordemos que la mayoría de los municipios son principalmente agrícolas. Es preciso valorar la destrucción de empleo que supondrá la pérdida de puestos temporales del sector agrario, de la agricultura, la caza, y del consumo de servicios de los habitantes que habitualmente tiene en esos municipios su segunda residencia (residencia de vacaciones o veraneo).

Por último el EIA menciona que a pesar de formar parte de zonas de calidad diferenciada para vinos, quesos, carnes frescas, aceite de oliva virgen, ”no se pueden establecer criterios reales de afectación negativa a ninguno de estos productos”, pero la nocividad de la planta de monacita (reconocida en las Cortes de Castilla – La Mancha) afectará negativamente a la fama de todos estos productos naturales, que ha costado mucho tiempo y muchos esfuerzos conseguir.
El desconocimiento de la zona y su potencial económico queda muy patente tras esa afirmación infundada, máxime cuando hay una resolución de las Cortes de Castilla La Mancha que insta al Gobierno Regional al archivo de los proyectos basándose en su peligrosidad para la salud y avalados por estudios científicos publicados en revistas internacionales sobre su afectación a la salud de trabajadores y habitantes cercanos a minas de explotación de monacita.
En la página 61 en adelante se estudian las condiciones económicas, sociales, políticas, de salud y naturales para determinar la calidad de vida de la zona, que viene determinada por el bienestar físico, material, social, desarrollo social y bienestar emocional.

Afirma que las condiciones económicas de los municipios afectados directa o indirectamente no se ven especialmente afectada sin concretar esa especialidad en que consiste.
Con respecto a las condiciones sociales, el rechazo social de los habitantes de los municipios afectado es mayoritario y está justificado, pues su objetivo es impacto cero, e inevitablemente se producirá cambios en el paisaje, en las infraestructuras, en la estructura económicas e incluso se pueden producir emigración para evitar las molestias de ruido, de contaminación lumínica y medioambiental que implica este proyecto y el futuro proyecto Rematamulas 2.
En la página 64 se recoge en apartado de condiciones políticas, los argumentos demagógicos contra el proyecto afirmando que “no hay estudios realistas, basados en ciencia que pongan en evidencia supuestos riesgos que el proyecto implica para la zona”. Esta afirmación infundada no tiene en cuenta los numerosos estudios científicos realizados en las zonas cercanas a minas de monacita que sí existen en otros países, los cuales resaltan la presencia de tierras raras en los alimentos, en el pelo de las personas, en la sangre, en el hígado… Por otra parte, cuestionar estos estudios es también cuestionar que en nuestro país los organismos de control laboral en general y de detección de riesgos radiológicos en particular, vayan a permitir a los trabajadores de una empresa el desarrollo de su trabajo sin una política adecuada de protección sanitaria frente a estos riesgos.
La evidencia de que el proyecto no es compatible con el desarrollo sostenible y que no tiene impacto cero o casi cero se encuentra en matriz de impacto, definido como alteración de carácter permanente o de larga duración de un valora natural, puesto que recoge impactos irreversibles como la contribución con respecto a la calidad del aire se recoge que efectivamente habrá una contribución negativa
El propio estudio socioeconómico resalta que las autoridades encargadas en la protección radiológica deberían realizar un estudio imparcial sobre la radiactividad relacionada con el proyecto.
Compartir en:

viernes, 6 de octubre de 2017

19. El proyecto minero no es sostenible

            El estudio socioeconomico es manifiestamente insuficiente y con matices transversales claros, así respecto al ámbito de estudio únicamente se ha considerado para el estudio del impacto económico tan solo los dos municipios afectados (Torrenueva y Torre de Juan Abad) y la comarca en otros casos, distorsiona la definición de economía globalizada o en este caso regionalizada, por lo que el resultado carece de valor al no ser representativo de la totalidad de la comarca, los datos económicos no pueden ser valorados sin un contexto más global.
En la página 6 se menciona que el desarrollo sostenible debe serlo desde el punto de vista ambiental, social y económico. Es por ello que el PROYECTO NO SE PUEDE CALIFICAR DE SOSTENIBLE. Tan sólo beneficia a la empresa Quantum Minería al destruir el medioambiente, de forma temporal (cuando estamos en un momento crítico en cuestiones medioambientales, tanto por la pérdida de biodiversidad, por los esfuerzos por recuperar especies autóctonas en peligro de extinción como el lince ibérico, por la falta de agua y periodos de sequía intensos, etc).
En referencia a los otros dos pilares, desde el punto de vista social la mina no ofrece ningún tipo de ventaja social, puesto que hay numerosos estudios científicos que avalan sin lugar a duda los problemas de salud asociados a la extracción de monacita.
Con respecto a los trabajadores relacionados con el transporte de concentrado de monacita se tienen condiciones especiales de precaución, pues los niveles medidos a pequeña escala del material obtenido en la planta piloto a pequeña escala en el cercado ilegal de Torrenueva ya tienen un nivel superior al permitido y no se sabe cuál será los niveles de radioactividad que se lograrán ante una obtención diaria de 3 m3 de concentrado de monacita, es decir unos 12.000 kg de monacita diarios que se obtendrán en la planta.

En cuanto a la economía de la zona, es muy arriesgado decir que la implantación de la minería implicará una aumento de la renta disponible a los propietarios de las parcelas, puesto que perderán el 40 % de la subvención del Pago Único de esas parcelas, además de la perdida de sus cosechas, no se valora el riesgo de la no recuperación de las subvenciones al no quedar garantizada la capacidad agrícola de las parcelas dada la inseguridad de no contaminación de suelo, de los efectos de compactación de los suelos para evitar cotas superiores de 30-40 cm más alta de la actual y su influencia en los cultivos tradicionales de la zona.
            En cuanto a la garantía inicial de fiabilidad basada en un elevado precio del TREO (precio que no tiene mercado oficial con lo cual su especulación es importante) olvida mencionar que ha estado en caída en los últimos años, tampoco puede admitirse los datos relativos a los costes, dado que están estimados a la baja (minimizados).
En página 21 y 22 se habla del empleo generado y del valor de venta de la monacita, dos cuestiones la minería de monacita es poco significativa en el total de la minería regional y por otro lado recordar que Quantum Minería no tiene domicilio fiscal en la región de Castilla – La Mancha con lo cual su aportación impositiva a la región será casi nula. Con respecto a ser la segunda empresa por valor del producto y tercera por generación de empleos, es preciso volver a insistir que es una estimación y el precio del TREO es especulativo. El Proyecto Matamulas no tiene importancia estratégica en la economía regional aunque sea importante dentro del pequeño nicho que ocupa la minería en CLM.
Nos surgen dudas respecto así realmente cumple con objetivos y con las líneas de actuación del PERMINE y del Pacto por  la Recuperación Económica de CLM, ni por ser considerada una materia prima “critica”, puesto que la industria avanza hacia un mayor aumento del reciclaje, acorde con los objetivos de la RSC.
En página 32 en adelante hace un estudio socioeconómico de los municipios afectados Torre de Juan Abad y Torrenueva, basándose en características comunes a ambos como son el ser municipios rurales de pequeño tamaño, con población envejecida en retroceso de natalidad, con una densidad de población de 2,82 hab/km2 y 21 hab/km2 en    Torre de Juan Abad y Torrenueva respectivamente.
      Con respecto a la economía y dinámica económica, ambos municipios tienen similar estructura sectorial, basada en empresas agrarias, con gran peso (53%) en Torre de Juan Abad y menor peso en Torrenueva (36%) y empresas de servicios con un 33% en Torre de Juan Abad y un 52 % en Torrenueva. (Datos de Diputación Ciudad Real, 2015). Es interesante destacar que son pueblos vivos y en expansión empresarial pues el número de empresas por cada 100 habitantes se ha ido incrementando año a año, al igual que el número de afiliados a la Seguridad Social.
Compartir en:

miércoles, 4 de octubre de 2017

18. Efectos negativos de la mina en el ámbito socioeconómico


La conclusión de la empresa de que el impacto real sobre la socioeconomía de la zona es bajo, NO SE CORRESPONDE CON LA REALIDAD pues no se ha evaluado un estudio de mercado que contenga las preferencias de consumidores ni los efectos socioeconómicos negativos respecto al cese de actividades económicas actuales que pueden desaparecer y/o ver disminuido sus beneficios al rebajarse la confianza de los consumidores en los productos de la zona, lo cual supondrá un decrecimiento para las actividades agrarias y ganaderas, caza, industrias agroalimentarias con denominación de origen, turismo rural, comercio artesano, turismo cultural y patrimonial, etc.
El riesgo es un elemento intrínseco asociado a la actividad minera, ya que son muchos los factores de peligrosidad ligados a dicha actividad por el tipo y métodos de trabajo, que, a pesar de parecer inocuo, nunca lo es, siempre se producen efectos socioeconómicos que se calcula, pero de forma deficiente o de forma demasiado positiva para facilitar la autorización. Esto exige de todas las partes involucradas, Administraciones públicas, empresas y trabajadores, la mayor atención y esfuerzo para lograr que se trate de un riesgo controlado, en el sentido de que se conozcan las causas que lo provocan y sea posible que la actividad se desarrolle con las máximas garantías de prevención.
Pues bien, el Proyecto Investigación, el Proyecto de Explotación, el Estudio de Impacto Ambiental y el Plan de Restauración atentan de forma directa contra los intereses económicos y culturales no solo de las cooperativas y empresas agroalimentarias de forma directa sino de empresas auxiliares o adyacentes, la mayoría de economía social y Denominaciones de Origen Valdepeñas, Consejo regulador de aceite de oliva del Campo de Montiel, Consejo regulador del Queso Manchego y del Cordero, así como de los habitantes del Campo de Montiel, todos sufriremos la transformación de forma radical e irreversible del entorno socioeconómico y natural de la Comarca, además de hacer constar que el EIA está incompleto dado que no se anuncia un anexo X.
Bajo ningún concepto podemos asumir ese riesgo cuando la marca y la imagen de nuestras producciones están ocupando puestos de relevancias en los exigentes mercados de los productos agroalimentarios, (aceite, vino, queso manchego, cordero…, etc.) en competencia clara con otras zonas y denominaciones, SE INCUMPLE La Ley 7/2007, de 15 de marzo, de Calidad Agroalimentaria de Castilla-La Mancha, publicada en el DOCM de 05/04/2007, establece entre los objetivos para el fomento de la calidad agroalimentaria el contribuir a la promoción de los productos de calidad diferenciada tanto en el mercado interior como en el internacional, así como preservar y revalorizar el patrimonio de los productos agroalimentarios de calidad diferenciada de Castilla-La Mancha.
Compartir en:

lunes, 2 de octubre de 2017

17. El agua es un gran problema, se mire por donde se mire

Respecto a esta cuestión, desarrollada en el anexo K del EIA presentado por Quantum, se realizan las siguientes consideraciones:

  1. No es viable ni técnica ni económicamente abastecerse de agua de desaladoras. Al coste de la desalación habría que añadir el del transporte hasta el área de la explotación, y debido a ello, no existen precedentes de proyectos similares más que para el abastecimiento de agua a poblaciones, no para explotaciones mineras, por los costes añadidos que supone. A ello hay que añadir la insolvencia económica de la empresa y las fluctuaciones del precio del mercado de los minerales de tierras raras, con descensos tan grandes que permite descartar la rentabilidad de la explotación.

  1. El abastecimiento con aguas subterráneas es imposible, considerando la actual declaración del acuífero como masa de agua en riesgo de no alcanzar un buen estado cuantitativo, y no estando autorizado en el régimen de explotación del mismo que ha sido aprobado por el gobierno.


  1. Es insatisfactoria y demuestra graves deficiencias técnicas en el proyecto la modificación del perímetro de las parcelas que se pretende explotar para dar cumplimiento al mandato de la Confederación Hidrográfica del Guadiana, en lo que se refiere a las zonas de flujo preferente. Así, la nueva propuesta se limita a deslindar las parcelas que se pretende explotar de la zona deslindada por la Confederación Hidrográfica del Guadiana como zona de flujo preferente, obviando el hecho de que muchas de esas parcelas se encuentran situadas, de todas formas, sobre el aluvial de las ramblas afectadas y que todas las parcelas afectadas son adyacentes a la zona de flujo preferente. Es decir, la afección hidrológica e hidrogeológica será exactamente la misma que si las parcelas estuvieran situadas directamente sobre la zona de flujo preferente, ya que el proyecto ignora la unidad del ciclo hidrológico, la conexión subterránea existente dentro del acuífero aluvial, y los aportes de escorrentía desde las laderas de los valles de las ramblas hacia las mismas, así como el impacto que tendrán las excavaciones de dos metros y medio de profundidad y las labores asociadas en el flujo de agua a través de dichos sistemas y, sobre todo, el aporte incontrolado de sustancias muy contaminantes a la red hidrográfica, directamente y por resuspensión y depósito del polvo de las labores mineras.
Compartir en:

sábado, 30 de septiembre de 2017

16. El estudio radiológico de Quantum: inservible y amañado.

El Tratado de adhesión de España a la Unión Europea supuso la aceptación del Tratato EURATOM sobre el uso civil de la energía nuclear, lo que obligó a incorporar a la legislación nacional las Directivas sobre Protección Radiológica de la Unión Europea. Dos de los artículos de este tratado, concretamente los números 35 y 36 establecen que “cada estado miembro creará las condiciones necesarias a fin de controlar de modo permanente el índice de radiactividad ambiental (aire, aguas y suelos) en su territorio,… la información obtenida será comunicada regularmente por las autoridades competentes de cada país a la Comisión Europea, con el fin de tenerla informada sobre la radiactividad que pudiera afectar a la población”. En España, el organismo competente en materia de seguridad nuclear y protección radiológica es el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN), siendo, por tanto, el encargado de llevar a cabo los compromisos adquiridos por el Tratado EURATOM.

Los efectos biológicos de las radiaciones ionizantes sobre los seres vivos se han estudiado con gran detalle desde hace muchos años (Contaminación Atmosférica, Ediciones de la UCLM, 2004). Fueron observados inicialmente en usuarios de Rayos X (caída de cabello, quemaduras en la piel, etc.). Como ejemplo de efectos somáticos deterministas se pueden citar anemias, esterilidad, etc. Como ejemplo de efectos somáticos estocásticos se puede citar la carcinogénesis. Y como efectos genéticos se pueden citar distintos tipos de anormalidades hereditarias.

Los objetivos principales de la protección radiológica son prevenir la aparición de efectos deterministas perjudiciales, y limitar la probabilidad de incidencia de efectos estocásticos hasta valores considerados como aceptables. Prevenir la aparición de efectos deterministas se puede conseguir evitando que la población reciba dosis superiores a las umbrales, es decir, estableciendo unos límites de dosis equivalente suficientemente bajos para que no se pueda alcanzar ninguna dosis umbral. La limitación de la incidencia de los efectos estocásticos se consigue manteniendo la irradiación justificada “TAN PEQUEÑA COMO SEA RAZONADAMENTE POSIBLE” (CRITERIO ALARA).

En la página 6 del estudio radiológico ANEXO G del EIA de Quantum claramente está escrito:
“El concentrado de monacita gris resultante del procesado del todo uno, contiene concentraciones de radionucleidos naturales que superan en órdenes de magnitud las concentraciones presentes en suelos sin perturbar. La planta de tratamiento proyectada debe pues definirse como una industria NORM (Naturally Occurring Radioactive Material). La industrias NORM son aquellas industrias no nucleares que o bien procesan materias primas que presentan concentraciones elevadas de radionucleidos naturales o bien, mediante su actividad propician la concentración de algunos de estos radionucleidos en algunos de sus productos o residuos. Como consecuencia, pueden existir incrementos de la exposición a radiaciones ionizantes de los trabajadores, y/ miembros del público que, en algunos casos, puede que no sean despreciables desde el punto de vista de la protección radiológica.”

Lo que indica que la concentración de radionucleidos naturales es elevada y debe aplicarse las normas NORM, pudiendo existir exposición elevada de los trabajadores a radiaciones ionizantes.

Este informe se basa en otros 3 informes realizados por el grupo GRAUS de la Universidad de Sevilla:
1- GRAUS (2016): Evaluación del impacto radiológico asociado a la explotación del yacimiento de Tierras Raras, al transporte del mineral (todo uno) a la planta de proceso prevista y a las actividades de ensayos metalúrgicos a pequeña escala en la planta piloto de Torrenueva. Julio de 2016 [6].
2- GRAUS (2017a): Radiactividad natural en agua y alimentos de la zona del proyecto de Tierras Raras de Matamulas (Quantum Minería) . Estudio preoperacional. Enero de 2017 [7].
3- GRAUS (2017b): Evaluación radiológica de la planta de tratamiento de monacita planificada en el marco del Proyecto Matamulas. Enero de 2017 [8].

El primero de ellos es un estudio realizado sobre la planta ilegal de tratamiento de monacita en un corral de Torrenueva, que tuvo que ser cerrada al carecer de licencia para realizar su actividad. Dicho estudio se realiza sobre una planta a pequeña escala, sobre una pequeña cantidad de concentrado y en ningún caso se hace una extrapolación y estudio de los niveles de radiación que puedan generarse en la planta que se pretende construir para tratar 1.239.190 Toneladas/año de material y producir 3916 Ton/año de monacita.

El segundo estudio pretende medir la radiactividad de alimentos y agua en la zona de trabajo. Sus conclusiones carecen de validez ya que se limita a medir la radiactividad en una zona en la que no hay ninguna planta de extracción de monacita, ni ninguna mina a cielo abierto como la que se pretende poner en funcionamiento. Se limita a tomar una serie de muestras (una o dos alícuotas) que carecen de valor estadístico por su pequeño número y medir la radiactividad natural que presentan, al igual que podrían haber medido en muestras de Valdepeñas, Badajoz, Teruel… o cualquier punto de la geografía nacional, en la que no hay ninguna mina a cielo abierto de extracción de tierras raras.
Este segundo estudio ignora de forma interesada los numerosos trabajos científicos publicados en la literatura científica internacional y realizados en las cercanías de otras minas de tierras raras que si están en explotación (o han estado en explotación) en los que se demuestra la presencia de elementos de tierras raras en el pelo, uñas, sangre y órganos interiores.
Por ejemplo, se pueden citar brevemente las siguientes publicaciones científicas:
-Rare Earth Elements: A review of production, processing, recylcing, and associated environmental issues. Environmental Protection Agency, United States, 2012. Donde se hace una revision de los efectos de la minería y procesamiento de las tierras raras, y los posibles efectos sobre el medio ambiente, tanto en una planta en operación normal como en el caso de un posible accidente. El informe destaca la producción de materiales de desecho (a menudo muy ácidos) y la emisión de partículas que afectan al medioambiente y la salud humana, además muestra estudios científicos que demuestran que las tierras raras se depositan en el hígado y los huesos, produce fibrosis intersticial pulmonar progresiva, neumoconiosis, fibrosis endomiocárdica…

-Atmospheric thorium pollution and inhalation exposure in the largest rare earth mining and smelting area in China. Science of the Total Environment, 2016. Este estudio demuestra que las personas que viven en el área de la mina están expuestas a altos niveles de 232Th procedentes de las partículas suspendidas. El resultado de este estudio resalta la necesidad de políticas efectivas de protección de la salud humana en zonas expuestas durante largo tiempo a la inhalación de contaminación radiactiva por 232Th.

-A human health risk assessment of rare earth elements in soil and vegetables from a mining area in Fujian Province, Southeast China. Chemosphere, 2013. Las conclusiones del estudio científico indican que las muestras de tierra y vegetales de las granjas vecinas a las minas de tierras raras analizadas muestran altas concentraciones de elementos de tierras raras comparadas con las granjas más alejadas, lo que demuestra que la tierra y los vegetales producidos acumulan estos compuestos. La concentración media de elementos de tierras raras en el agua es significativamente más alta que en las zonas no contaminadas. En la sangre y en el pelo de las personas que viven cerca de la mina se han medido altas concentraciones de elementos de tierras raras, que los autores del estudio científico relacionan con la ingestión de alimentos y vegetales contaminados con estos elementos.

En la página 23 del Anexo G/EIA se muestra una tabla con las concentraciones medidas en las muestras recogidas cuyo rango está entre 70-100 Bq/kg para los radionucleidos del Th y 40-60 Bq/kg para los radionucleidos del U. Mientras que las muestras medidas por Quantum con anterioridad han sido de 73.73 Bq/kg de 232Th y 39.52 Bq/kg de 238U. Lo que demuestra que los valores medidos por la Universidad de Sevilla son superiores a los medidos de forma interesada por Quantum que da valores siempre en el límite inferior de los rangos.

En la página 24 del Anexo G/EIA se indica:
“El incremento de la tasa de dosis que hipotéticamente podrían recibir los trabajadores encargados en la zona de las labores de minería, 0.10-0.15 μsv/h conducen a un incremento de las dosis efectivas ocupacionales por irradiación externa de 0.2-.0.3 mSv/a en una estimación muy conservativa (2000 h anuales de presencia en la zona de los trabajadores implicados). Este incremento es muy inferior al valor de referencia de 1 mSv/a (Instrucción de Seguridad del Consejo de Seguridad Nuclear asociada IS-33), por lo que el impacto de esta vía de exposición es despreciable.”

Esta conclusión hace referencia a trabajadores que están en el entorno de la mina a cielo abierto, en la zona de extracción. La misma conclusión se podría aplicar a los agricultores, ganaderos y cazadores que pasan por la zona. Pero dicha conclusión no es aplicable a los trabajadores de la planta de concentrado de monacita como se explicará posteriormente.

En la página 37 del Anexo G/EIA se muestra una tabla con las concentraciones másicas y de actividad de Th y U que se pueden encontrar en 5 zonas en las que se divide el proceso de extracción de monacita, pero no se dan datos de las actividades en la zona número 6 o zona de concentrado de monacita en big bags, en la que se almacenan 3m3/día de concentrado lo que equivale a 12 toneladas de monacita.

En la página 40 del Anexo G/EIA se realiza la modelización en la zona de transporte del concentrado, utilizando para el cálculo 300 horas de exposición anuales. Mientras que en el documento de la IAEA (2006), tomado como referencia en los estudios de GRAUS, se utiliza un valor numérico de 400 horas para analizar sus conclusiones. Esto demuestra que este informe de la Universidad de Sevilla pretende minimizar de forma artificial e interesada los efectos de la radiactividad sobre los trabajadores. Además hay que tener en cuenta que los trabajadores no podrán estar en las cercanías de esta zona más de las 400 horas indicadas y tendrán que tratar el concentrado de monacita con brazos robotizados que no se proponen en la instrumentación de la planta.

En la página 45 del Anexo G/EIA se indica que el IAEA (2006) “proporciona valores medios de actividades de concentración de 50 Bq/g de 232Th (50000 Bq/kg) para un concentrado de monacita típico”, lo cual no es cierto ya que en dicho documento, en la tabla 1, se indica que para la monacita, con radionucleidos de 232Th, la actividad típica está en el rango 40-600 Bq/g. Por lo que cualquier simulación realizada sobre las zonas 5 y 6 basada en el dato de 50 Bq/g es totalmente errónea y sus conclusiones no estarán ajustadas a la realidad del proyecto que se pretende desarrollar.

En el informe nº3 del grupo GRAUS de la Universidad de Sevilla, de enero de 2017, se indica al final del mismo en un comentario adicional de los autores:
En la publicación de la IAEA [6] se dan valores medios de actividades de concentración de 50 Bq/g de 232Th para la monacita. Si la monacita a aislar en la planta de Torrenueva tuviera estas concentraciones de actividad, el material tratado en la planta superaría los 1 Bq/g no solo en la parte final de concentración sino también en numerosos puntos de la zona 3 y las dosis efectivas en la zona de concentración superarían el valor de 1 mSv/año. Las dosis efectivas en las zonas de almacenamiento y empaquetamiento también serían superiores al valor de referencia. Finalmente, el transporte del concentrado de monacita no quedaría excluido de la regulación de transportes, siendo necesario proceder a su evaluación detallada.

Como se ha indicado anteriormente en la publicación IAEA (2006) se recoge un rango de 40-600 Bq/g, no un valor medio de 50 Bq/g para la monacita con el que se han realizado las simulaciones que conducen a las conclusiones expresadas en este informe. Pero “si la monacita a aislar en la planta de Torrenueva tuviera estas concentraciones de actividad, el material tratado en la planta superaría los 1 Bq/g … en numerosos puntos … y las dosis efectivas en la zona de concentración superarían el valor de 1 mSv/año”, lo que indica de nuevo que las conclusiones obtenidas no se basan en datos reales medidos sino en una suposición de un valor medio de actividad de 50 Bq/g que se ha demostrado erróneo.

En la página 147 del EIA, se cita por encima las mediciones realizadas por los especialistas de la unidad técnica NRBQ de la Guardia Civil:
“En dos de los cinco puntos donde se realizaron mediciones, concretamente en el punto 2 (0,43 μSv/h) y en el punto 3 (0,60 μSv/h), se ha observado una ligera variación con respecto a la media nacional del fondo radiológico natural (0,30 μSv/h), si bien estas tasas de dosis son totalmente compatibles con los límites máximos establecidos por el RD 783/2001, considerándose nulo el riesgo generado para las personas.”
Dichas mediciones fueron realizadas sobre muestras de 80 y 100 gr de monacita extraídas en la planta piloto ilegal de Torrenueva, sobre pequeñas cantidades de concentrado de monacita. Ninguno de los estudios aportados por la empresa Quantum relacionan estos valores de radiación con los valores que se podrían obtener sobre las 12 Toneladas diarias de monacita que se preveen obtener.
Además, utilizando los valores registrados por la Guardia Civil, suponiendo 2000 horas de trabajo anual, se alcanzan valores de 1.2 mSv/año que está por encima del valor de 1 mSv/año previsto por el RD 783/2001.
También se cita en la página 147 del EsIA que según el informe del INTA-ITM del CSIC, tras analizar las muestras recogidas por los técnicos de la Guardia Civil, “se han hallado trazas de radioisótopos naturales, ninguno de ellos supera los límites máximos permitidos”, pero no indica que estos análisis se han realizado sobre pequeñas cantidades de material extraídos de la planta piloto de Torrenueva y no indica cuáles serían los niveles de radiación previstos para 12 Toneladas diarias de concentrado de monacita en la planta industrial prevista.


Con todos estos datos planteados se demuestra que la radiación sobre los trabajadores puede ser muy superior a la estimada por Quantum Minería, basada en datos que pretenden minimizar dichos efectos. Tampoco se tiene en cuenta los efectos de radiación sobre los conductores del concentrado de monacita ni se tiene en cuenta que estos camiones circularán por el interior de la población de Torrenueva por las carreteras CR-6112 y CR-612. Y hay que volver a citar el CRITERIO ALARA: La limitación de la incidencia de los efectos estocásticos se consigue manteniendo la irradiación justificada “TAN PEQUEÑA COMO SEA RAZONADAMENTE POSIBLE”.
Compartir en: