Plataforma vecinal y no política para reivindicar la paralización de los Proyectos de extracción de Tierras Raras en la provincia de Ciudad Real

Amenazan nuestra tierra, amenazan nuestra forma de vida, nuestra agua, nuestro patrimonio sociocultural, personal y sobretodo la biodiversidad de Castilla-La Mancha.

La tierra en que vivimos es un préstamo para la vida de futuras generaciones, tenemos la obligación de cuidarla. ¡ SI A LA TIERRA VIVA ¡ #NoaLaMina, No #tierrasraras

¡REACCIONA, TU ENTORNO ESTA AMENAZADO¡

"Nunca dudes que un pequeño grupo de ciudadanos puede cambiar el mundo. De hecho, sólo eso puede lograrlo" (Margaret Mead)

sábado, 14 de octubre de 2017

23. El estudio económico de Quantum se centra en los beneficios

1. El desarrollo comarcal va más allá de empleo y de rentas
En general, este Anexo R no ha realizado una evaluación integral de las implicaciones económicas que tendría el establecimiento de esta actividad minera sobre la zona de influencia. Se ha centrado en los supuestos beneficios que se derivarían en términos de generación de empleo (directo e indirecto) y de rentas para quienes detentan la propiedad de los derechos de explotación de la tierra. Pero no ha hecho mención alguna sobre la posible incidencia negativa sobre el conjunto del tejido económico, básicamente de naturaleza agroalimentaria.
2. Nulo contacto con los grupos de interés de la zona
El Anexo R pasa de puntillas sobre elementos claves como el sentir y las preocupaciones de los principales grupos de interés ligados a las actividades económicas que ya se están desarrollando en la zona. No se ha contactado ni dialogado con dichos grupos de interés, tarea imprescindible para conocer a fondo la realidad socioeconómica local y analizar más ampliamente las implicaciones del proyecto sobre la misma.
3. Ausencia de referencias a la institucionalidad local, comarcal y provincial
El Anexo R no ha realizado un análisis de la institucionalidad local y comarcal, lo cual hubiera podido asegurar una mejor integración del proyecto en los procesos de desarrollo de la comarca. El Documento de Alcance en este sentido es absolutamente claro al solicitar una evaluación sobre “la socioeconomía de la comarca”. La comarca va mucho más allá de los dos municipios donde se llevaría a cabo la explotación minera: Torrenueva y Torre de Juan Abad. 
La Asociación de Desarrollo del Campo de Montiel y Campo de Calatrava “Tierras de Libertad” gestiona fondos provenientes de la Unión Europea, del Gobierno de España, de la Junta de Castilla-La Mancha, de la Diputación Provincial de Ciudad Real y de los propios ayuntamientos de la zona. La integran los siguientes municipios (Tierras de Libertad, 2017). En el Campo de Montiel, Albaladejo, Alcubillas, Almedina, Castellar de Santiago, Cózar, Fuenllana, Montiel, Puebla del Príncipe, Santa Cruz de los Cáñamos, Terrinches, Torre de Juan Abad, Torrenueva, Villahermosa, Villamanrique, Villanueva de la Fuente y Villanueva de los Infantes. En el Campo de Calatrava, Almuradiel, Santa Cruz de Mudela, Valdepeñas y Viso del Marqués. Ningún contacto se ha tenido con la Asociación “Tierras de Libertad” a la hora de redactar el Anexo R.  Valdepeñas, el municipio de mayor población de la zona, se opone al proyecto de minería (Lanza Digital, 2017a).  Incluso la Diputación Provincial de Ciudad Real, institución con fuerte presencia e influencia en el desarrollo de la comarca, se ha manifestado en contra del proyecto de minería (Lanza Digital, 2017). El conjunto de las administraciones y entidades con competencias o intereses en el desarrollo comarcal y regional se han manifestado en contra del proyecto minero.
4. Desconexión entre la producción de monacita y las necesidades de materiales del tejido económico comarcal y nacional.El Anexo R considera que la actividad minera es crítica y prioritaria por su importancia económica y estratégica. Sin embargo, cabe dudar de esta afirmación en lo que respecta al tejido económico comarcal y nacional. Existe una desconexión entre el output minero, la monacita, y las necesidades de materiales de las actividades económicas que se realizan tanto en la zona como en el país. La monacita se destinaría fundamentalmente a la exportación, para su procesado y posterior incorporación a productos finales de alta tecnología. Ello beneficiaría fundamentalmente a aquellas zonas del mundo especializadas en industrias de alto componente tecnológico y en consecuencia de elevado valor añadido.
5. Falta de análisis detallado de los recursos laborales y de las empresas de servicios de la zona
No se ha realizado un análisis detallado de los recursos laborales y de empresas de servicios de que dispone la zona. En su ausencia, resulta aventurado concluir que el proyecto minero vaya a suponer relevantes efectos inducidos positivas en la zona. Pudiera darse la circunstancia de que las cualificaciones laborales y especialización de las empresas del entorno no se ajustaran a las exigencias de la actividad minera, y en su mayor parte tuvieran que buscarse en otros territorios más o menos lejanos. Incluso que se optara por fórmulas de subcontratación de servicios con empresas ajenas a la  comarca, que ofrecerían sus servicios a un menor coste como consecuencia de las precarias condiciones laborales y salariales que dispensan a sus trabajadores/as.
La aparición de una nueva propuesta de actividad económica es lógico que genere expectativas de desarrollo en zonas necesitadas de diversificar su actividad, de generar puestos de trabajo y de recuperar población. Sin embargo, en este Anexo no se realiza una estimación de qué tipo de inputs que requiere la mina van a poder suministrarse desde el área. Dado las características de la zona y la especificidad de los mismos, se generan serias dudas de que vaya a suponer un importante refuerzo al crecimiento económico comarcal.
Además, la preparación de la monacita como producto comercializable requiere de procesos de manufactura que tampoco existen en España. Por todo ello, es muy dudosa la capacidad de la minería de tierras raras para generar actividad inducida, de manera que los escasos beneficios socioeconómicos que generaría su explotación en la zona difícilmente compensarían los riesgos y daños a los que se someterían las actividades agropecuarias que desde tiempo inmemorial se vienen desarrollando en su entorno. Según las estadísticas oficiales publicadas por el INE (2017) para la elaboración de las Tablas Input-Output (TIO) en España su coeficiente técnico interior, la capacidad de arrastre de la “Industria extractiva”, es de 0,47. 
Adicionalmente, analizando las últimas Tablas Input-Output publicadas para Castilla-La Mancha para 2008, se ha calculado el multiplicador de empleo del sector “Minería” como de 1,3. Esto supone que por cada empleo nuevo creado en el sector se acaba generando en la economía regional 1,3 empleos en el resto de sectores.
Por tanto, tanto el valor de multiplicador de renta, calculado con la TIO nacional  como el multiplicador de empleo calculados según la TIO regional, según las fuentes oficiales más recientes disponibles, se alejan de los multiplicadores de 3 a 7 señalados en la pag 78 del Anexo R.
6. Ausencia de análisis de carácter cultural, arquitectónico, y educativo

A pesar de exigirlo expresamente el Documento de Alcance, el Anexo R no analiza la incidencia del proyecto Matamulas en materia cultural, arquitectónica y educativa. Una carencia absolutamente injustificable.
Compartir en:

0 comentarios :

Publicar un comentario