Plataforma vecinal y no política para reivindicar la paralización de los Proyectos de extracción de Tierras Raras en la provincia de Ciudad Real

Amenazan nuestra tierra, amenazan nuestra forma de vida, nuestra agua, nuestro patrimonio sociocultural, personal y sobretodo la biodiversidad de Castilla-La Mancha.

La tierra en que vivimos es un préstamo para la vida de futuras generaciones, tenemos la obligación de cuidarla. ¡ SI A LA TIERRA VIVA ¡ #NoaLaMina, No #tierrasraras

¡REACCIONA, TU ENTORNO ESTA AMENAZADO¡

"Nunca dudes que un pequeño grupo de ciudadanos puede cambiar el mundo. De hecho, sólo eso puede lograrlo" (Margaret Mead)

domingo, 8 de octubre de 2017

20. Los trabajos ofertados por la empresa minera son irreales

La contratación de personal (pág.145) de 154 puesto directos que se prevé crear NO REPERCUTE EN LA ECONOMÍA DE LA ZONA DADO EL PERFIL PROFESIONAL ESPECIFICO Y NECESARIO relacionados con la minería. De los puestos de trabajo indirectos, no es posible cuantificar el impacto real pues la actividad minera y sus necesidades están muy alejadas de las actividades y de los servicios existentes actualmente en la zona, recordemos que la mayoría de los municipios son principalmente agrícolas. Es preciso valorar la destrucción de empleo que supondrá la pérdida de puestos temporales del sector agrario, de la agricultura, la caza, y del consumo de servicios de los habitantes que habitualmente tiene en esos municipios su segunda residencia (residencia de vacaciones o veraneo).

Por último el EIA menciona que a pesar de formar parte de zonas de calidad diferenciada para vinos, quesos, carnes frescas, aceite de oliva virgen, ”no se pueden establecer criterios reales de afectación negativa a ninguno de estos productos”, pero la nocividad de la planta de monacita (reconocida en las Cortes de Castilla – La Mancha) afectará negativamente a la fama de todos estos productos naturales, que ha costado mucho tiempo y muchos esfuerzos conseguir.
El desconocimiento de la zona y su potencial económico queda muy patente tras esa afirmación infundada, máxime cuando hay una resolución de las Cortes de Castilla La Mancha que insta al Gobierno Regional al archivo de los proyectos basándose en su peligrosidad para la salud y avalados por estudios científicos publicados en revistas internacionales sobre su afectación a la salud de trabajadores y habitantes cercanos a minas de explotación de monacita.
En la página 61 en adelante se estudian las condiciones económicas, sociales, políticas, de salud y naturales para determinar la calidad de vida de la zona, que viene determinada por el bienestar físico, material, social, desarrollo social y bienestar emocional.

Afirma que las condiciones económicas de los municipios afectados directa o indirectamente no se ven especialmente afectada sin concretar esa especialidad en que consiste.
Con respecto a las condiciones sociales, el rechazo social de los habitantes de los municipios afectado es mayoritario y está justificado, pues su objetivo es impacto cero, e inevitablemente se producirá cambios en el paisaje, en las infraestructuras, en la estructura económicas e incluso se pueden producir emigración para evitar las molestias de ruido, de contaminación lumínica y medioambiental que implica este proyecto y el futuro proyecto Rematamulas 2.
En la página 64 se recoge en apartado de condiciones políticas, los argumentos demagógicos contra el proyecto afirmando que “no hay estudios realistas, basados en ciencia que pongan en evidencia supuestos riesgos que el proyecto implica para la zona”. Esta afirmación infundada no tiene en cuenta los numerosos estudios científicos realizados en las zonas cercanas a minas de monacita que sí existen en otros países, los cuales resaltan la presencia de tierras raras en los alimentos, en el pelo de las personas, en la sangre, en el hígado… Por otra parte, cuestionar estos estudios es también cuestionar que en nuestro país los organismos de control laboral en general y de detección de riesgos radiológicos en particular, vayan a permitir a los trabajadores de una empresa el desarrollo de su trabajo sin una política adecuada de protección sanitaria frente a estos riesgos.
La evidencia de que el proyecto no es compatible con el desarrollo sostenible y que no tiene impacto cero o casi cero se encuentra en matriz de impacto, definido como alteración de carácter permanente o de larga duración de un valora natural, puesto que recoge impactos irreversibles como la contribución con respecto a la calidad del aire se recoge que efectivamente habrá una contribución negativa
El propio estudio socioeconómico resalta que las autoridades encargadas en la protección radiológica deberían realizar un estudio imparcial sobre la radiactividad relacionada con el proyecto.
Compartir en:

0 comentarios :

Publicar un comentario